martes, 27 de octubre de 2015

Crema Batida y Esposas de Shiloh Walker

Tessa lo tenía todo listo. Estaba prometida en matrimonio con el hombre perfecto. Era rico, atractivo, y médico. Entonces, el día de San Valentín, llegó la cesta de regalo. Llena con esposas, juguetes atrevidos, y cosas así. No mucho más tarde empezaron a llegar las cartas.

Después las llamadas telefónicas. Su novio perfecto ya no parecía tan perfecto. Una noche muy tarde, su admirador secreto la convenció de ello, presentándose tras otra llamada para demostrarle cuán completamente le pertenecía, sólo a él, en cuerpo y alma.





No hay comentarios:

Publicar un comentario