lunes, 19 de octubre de 2015

Serie Hermanas Madison de Lynsay Sands

1. La Condesa


La boda de cuento de Hadas no se convirtió en un vivieron felices para siempre. No hasta que su marido cayó muerto. Había sido horrible, para Cristiana, su corto matrimonio, y no iba a permitir que el tradicional período de luto arruinara a sus hermanas también. Así que decidió conservar en hielo el cadáver de su marido y seguir como si nada hubiera pasado…

Hasta que el conde real aparece… Richard Fairgrave tenía toda la intención de enfrentarse a su malvado hermano gemelo que lo había despojado de su nombre y su título... sólo para descubrir que ya estaba muerto. Sin decir nada y asumiendo su identidad, Richard debe ahora hacer frente a un deseo enloquecedor por su encantadora heredada "esposa" sin duda una caza fortunas, posiblemente, una asesina.

Y Cristiana debe hacer frente a un embarazoso y no deseado nuevo "marido"… y ambos deben saber que van hacer antes de que el hielo se derrita. 

2. La Heredera

Se busca marido desesperadamente... Suzette no se parece en nada a otra heredera; quiere un marido pobre, un caballero que esté tan agradecido por su dote que le permita acceder a ella para poder así pagar las deudas de juego de su padre. Cuando esta seductora belleza conoce a Daniel Woodrow, apuesto, titulado, soltero... y aún más pobre de lo que podría haber esperado, parece que los sueños de Suzette se han hecho realidad.

Pero Daniel no ha sido sincero. Cansado de ser acosado por un sinfín de insípidas coquetas y sus madres cazafortunas, Daniel ha decidido alegar ser pobre para deshacerse de todas ellas. Sin embargo conoce a esta joven, la señorita más refrescante y deliciosa, que afirma estar emocionada por su supuesta pobreza. Ahora todo lo que Daniel tiene que hacer para encontrar la verdadera felicidad es continuar con esa pequeña mentira, con vida... mientras elude al mismo tiempo a un bandido decidido a impedir esa unión a cualquier precio

3.Cazando un Marido

Lisa Madison quiere un marido, y ya tiene el candidato en mente: Robert Langley. El problema es que ese hombre exasperante insiste en verla como la traviesa niña que fue hace tiempo, sin importar que todos los demás caballeros de Londres hayan notado sus encantos femeninos. Cuando su belleza la pone en peligro, es Robert quien vendrá al rescate, sólo para asegurarle que sus sentimientos no son del tipo romántico! 

Robert vivió con mucho dolor la relación de sus padres como para tener muy en claro que no quiere saber nada con el matrimonio, que es exactamente lo que va a pasarle si actúa en conformidad con los deseos de la molesta sirena. Y entonces Lisa hace lo que menos espera Robert: se da por vencida de él! Con fingida indiferencia, por fin cede a la pasión que los incendia a los dos. Pero justo antes de que ambos puedan disfrutar de la felicidad duramente ganada, un enemigo al acecho amenaza con destruirlos a ambos.




3 comentarios: