domingo, 18 de octubre de 2015

Serie Noble de Katie MacAlister

1. Nobles Intenciones


Noble Britton ha sufrido enormemente a manos de su primera esposa, que fue asesinada, según dicen los rumores por el mismo Noble, cuando la encontró en brazos de su amante, y se niega a caer en la misma trampa nuevamente. Esta vez, el orgulloso y arrogante conde tiene intención de casarse con una mujer tranquila y sumisa, a la que no le guste ser el centro de atención, que no cause problemas, que le dé un heredero y que sea una madre para su hijo ilegítimo, pero sobre todo, quiere una esposa que obedezca todas y cada una de sus órdenes. Hasta que se topa con Gillian Leigh, cuya franqueza y espontánea risa lo atraen desde el primer momento. No importa que ella tenga una enorme propensión a los accidentes; él puede evitar que se dañe y guiarla convenientemente.

La americana Gillian no espera con excesiva emoción su presentación en sociedad. Sin hacer caso de los chismes, y prefiriendo juzgar a las personas por ella misma, en cuanto pone sus ojos en Noble se da cuenta de que hay algo más tras la fría y seductora apariencia del que todos conocen como “Conde Negro”.

Ahora, Gillian ha puesto patas arriba la meticulosa y ordenada vida de Noble, y harán falta un golpe en la cabeza, un ojo morado y una nariz rota para que éste se dé cuenta de que esa mujer ha conseguido curar las heridas de su alma y conducirle hacia el verdadero y auténtico amor.

2. Noble Destino 


Tras su escandalosa fuga con un conde italiano, Charlotte Collins regresa a Inglaterra como una viuda sin dinero sólo para descubrir con consternación que ya no es bienvenida en la buena sociedad. Decidida a recuperar su lugar legítimo en ella, Charlotte empieza a buscar a un noble soltero, rico y, lo más importante, atractivo. 

Acosado por todas las señoritas casaderas y viudas heridas de amor de Londres, Alasdair "Desafío" McGregor no tiene intenciones de sucumbir al plan matrimonial de Charlotte pero, sin saber cómo, él termina teniendo que declararse a la pícara seductora. 

Charlotte está convencida de que Alasdair le proporcionará todo lo que ella desea, sólo para descubrir que su nuevo marido insiste en tener un matrimonio basado en el amor


3. El Problema con Henry 


El problema con Harry es que la paternidad lo ha pillado tarde, tiene cinco hijos que más que niños son diablillos. Él no puede con ellos así que encomienda su secretario Templeton que ponga un anuncio en el periódico buscando un esposa entre los 35 a 50 años a quien le gusten los niños y que al mirarla no piense en un bulldog, con esas pocas premisas no podía ser difícil hallara a alguien. Es así que se presenta Plum quien no es muy querida en su pueblo por ser la autora de un libro al que el gobierno prohibió por considerar obseno. Luego de la entrevista Plum es aceptada (aunque ni ella entiende por qué la aceptaron) y es así como comienza la diversión.




1 comentario:

  1. Solo he leído el tercero, me gusto, una historia muy entretenida con tanto niño, enredos y un romance que no empieza de la mejor manera.

    ResponderEliminar