sábado, 30 de enero de 2016

Serie Apenas de Sedonia Guillone

1. Apenas Cubierto


Kaz no quiere estar solo en medio de un club de strippers gay... es decir, no hasta que el siguiente acto entró en escena. Damien es el tipo más caliente en el que Kaz haya puesto sus ojos alguna vez en su vida y cuando lo observa, queda completamente hipnotizado, mientras Damien se desnuda hasta quedar solo con unas pequeñas tanguitas puestas.

Desafortunadamente Kaz no es el único que desea el exuberante cuerpo de Damien. Otro hombre también lo quiere, ya sea que Damien lo quiera o no, y Kaz tendrá que ir en su rescate. Damien encuentra en Kaz a la primera persona que alguna vez lo protegió... y Damien había necesitado desesperadamente protección en el pasado. La atracción entre ellos es mutua y las llamas de la lujuria, explotarán en una deliciosa pasión.

Cuando el atacante de Damien aparece muerto, Kaz debe encontrar al asesino con rapidez. De lo contrario Damien pasará de ser el amor de su vida a ser el principal sospechoso del asesinato.


2. Apenas Encubierto


Durante seis meses el detective Frank Kazaminsky ha estado tras la pista de un capo de la droga de Boston que guarda su mercancía en el Club Moritz, un exclusivo club de striptease gay. Finalmente, Kaz tiene la prueba que él necesita para arrestarlo, pero tiene que hacerse pasar por un stripper masculino para poder entrar en él. Para parecer convincente, Kaz busca a su antiguo amante, Damien, un stripper convertido ahora en profesor de inglés para que le dé unas clases. Sólo hay un problema. Hace seis meses, Kaz rompió con Damien sin darle una sola explicación. Dejó a Damien con el corazón roto y amargado. Y ahora Damien es el único que puede ayudarlo.

Afortunadamente, Damien decide ayudarlo. No puede negarle su ayuda al hombre que él realmente ama. Sin embargo, una vez que las lecciones de striptease comiencen, Damien tendrá a Kaz donde siempre lo quiso, desnudo y excitado. Sin embargo, Damien está decidido a quitarse la ropa una vez más delante de Kaz, para así saber la verdad…



No hay comentarios:

Publicar un comentario