sábado, 2 de enero de 2016

Después del Accidente de Bernadette Russo

Después del Accidente Vol. 01
 

Así que, allí estábamos: un hombre de 27 años de edad y su sobrino de 11 años, ocupándonos de nuestros propios asuntos mientras caminábamos hacia la escuela, cuando de la nada escuchamos ese chirrido de neumáticos, seguido de un sonido de colisión, y un tintineo de cristales rotos.

La explosión de una bocina y un sonido aún más chirriante siguieron, y miré hacia arriba justo a tiempo para ver ese coche (o el lado de ese coche, más bien) venir en línea recta hacia nosotros. Una parte vaga de mí se preguntaba cómo era posible que hiciese un zoom de lado tan rápido hacia nosotros, mientras que otra parte de mí cogió a Will, y lo empujó tan lejos de mí como pudo. Oí claramente gritar algo así como —¿¡whotza!?— y eso fue lo último que recordé antes de sentir algo como una explosión.

Después del Accidente Vol. 02


—Él es gay, mi tío, —continuó en el mismo tono inexpresivo de voz— Y también lo eres tú. ¿Por qué no salís los dos en algún momento para averiguar si sois compatibles, lógico, ¿no?
—¡William, es suficiente! —dijo el hombre nervioso a mi lado.
—Está bien, señor Avery,—dije incapaz de detener la risa que salía de mi—. William es un chico muy inteligente.

Dicen que algunos niños autistas perciben cosas que otros no lo hacen. Podría ser poco profesional por mi parte, pero yo quería el señor Avery. De muy mala manera. Había pasado un tiempo desde que me había sentido así. Tal vez era hora de empezar a salir de nuevo.
Programé su próxima visita para el sábado. Algo me dijo que esa iba a ser una semana muy larga.



Descargarcon PCould

No hay comentarios:

Publicar un comentario