lunes, 4 de enero de 2016

La Hora más Oscura de J.C. Owens

Nathan se detuvo, olfateando el aire de la noche. Volvía a casa después de pasar semanas a bordo de su bote,  en la niebla espesa que estaba rodando desde el océano, mientras caminaba por las tenues veredas familiares a su pequeña casa sobre el acantilado, se dio cuenta que no estaba solo.


Su primer impulso fue huir de vuelta por el acantilado, pero en unos instantes sus instintos le dijeron que más de uno había invadido su santuario. Al menos dos, tal vez más.  Uno estaba debajo de él, entre él y su amado bote. Y el otro estaba esperando en la pequeña cabaña… ni siquiera tratando de ocultar su presencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario