martes, 21 de junio de 2016

Sed Eterna de Aubrey Watt

En toda mi vida sólo ha habido un amante que me ha hecho sentir algo real. Su nombre era Christian y no sé dónde está ahora, o si piensa en mí como yo siempre pienso en él. Lo único que sé es que no hay perdón por los pecados que he cometido y, no especialmente, para los que he cometido en su contra.


2 comentarios: